Modulación Hormonal. Hormonas bioidénticas

Hormonas Bioidénticas

La terapia de modulación con hormonas bio-idénticas utiliza productos de origen natural generalmente derivados de plantas cuya estructura química es idéntica a las hormonas que sintetiza el organismo.

Por ser naturales e idénticas producen los mismos efectos y siguen las mismas vías metabólicas que las hormonas originales generadas por el propio cuerpo.

Equilibrando las deficiencias hormonales propias del envejecimiento se logran significativas mejorías en la calidad de vida. Se utilizan las siguientes hormonas de origen natural:

-Estrógenos
-Progesterona
-Testosterona
-DHEA
-Cortisol (si existe fatiga adrenal)

Las hormonas bio-idénticas permiten tratar las deficiencias hormonales en forma segura y eficaz, mejorando la calidad de vida. Disminuyen la inflamación crónica, no aumentan el riesgo de cáncer, no incrementan el riesgo cardiovascular, pero deben ser administradas por la vía correcta.

Los estudios científicos más recientes y la información clínica disponible permiten demostrar que la terapia de reemplazo con hormonas bio-idénticas está asociada a una significativa disminución de riesgos, incluyendo principalmente el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de padecer enfermedades cardiovasculares. Además de no presentar los riesgos propios del uso de las hormonas sintéticas o de origen animal.

Por tal motivo y hasta tanto las evidencias no demuestren lo contrario, las hormonas bio-idénticas constituyen la forma preferida de realizar una terapia de reemplazo hormonal.

La progesterona es la primera hormona en declinar. Se inicia su descenso a partir de los 35 años

Tratamientos hormonales en:
-Personas jóvenes con dominancia estrogénica
-Perimenopausia
-Menopausia
-Andropausia

Dominancia estrogénica

Existe una situación claramente definida denominada "dominancia estrogénica". Se debe a que al comenzar a disminuir los niveles de progesterona mientras la producción de estrógenos se mantiene en valores normales, se produce un cuadro de exceso relativo de estrógenos que puede dar lugar a la aparición de quistes de mama, quistes de ovario, fibromas uterinos y el llamado síndrome premenstrual.

Perimenopausia

Es una etapa de transición en la vida de la mujer caracterizada por una declinación en la producción de estrógenos, progesterona y testosterona. Sin embargo es imposible definirla con precisión dado que no existen parámetros claros debido a las fluctuaciones que se producen en los niveles hormonales durante este período.

Lo que determina la entrada a la menopausia es la aparición de una serie de síntomas nuevos que suelen ser muy parecidos a los de la menopausia pero tienen la característica de su irregularidad. En el 90% de los casos comienza con alteraciones en el ritmo menstrual. Se acompaña de oleadas de calor, sudores nocturnos y enrojecimiento de la piel. Asimismo pueden presentarse dificultades para dormir o despertarse muchas veces durante la noche. Dentro de la esfera sexual comienza a perderse lubricación vaginal originando la clásica sequedad.

Durante la perimenopausia se inicia la pérdida de masa ósea y es posible comprobar en la densitometría la presencia de osteopenia.

Es posible que durante este período comience a notarse una disminución del deseo sexual. Este síntoma está relacionado con la pérdida de testosterona más que de los estrógenos.

La progesterona es la primera hormona en declinar, aproximadamente entre los 30 y 35 años de edad. Los síntomas asociados a la disminución de progesterona suelen ser irritabilidad, mal humor, depresión y ataques de pánico.

Menopausia

Se define como la cesación permanente de las menstruaciones durante un período consecutivo de un año. Significa el final de la etapa reproductiva de la mujer dado que ya no existen más folículos capaces de generar los ciclos ováricos.

La declinación hormonal que comienza en la perimenopausia, se intensifica luego a partir de esta etapa y es una de las principales causas de los males que afectan a la mujer:

-Oleadas de calor
-Insomnio
-Depresión
-Irritabilidad
-Pérdida de la libido
-Sequedad y atrofia vaginal
-Incontinencia urinaria
-Aumento de peso y de grasa corporal
-Osteoporosis
-Arrugas faciales

A largo plazo pueden aparecer síntomas de enfermedad cardiovascular como alteración en el perfil lipídico y mal manejo del colesterol, hipertensión arterial y una mayor predisposición a la coagulación sanguínea. La composición corporal se altera en base a un aumento de la masa grasa, especialmente abdominal, y disminución de la masa muscular y de la densidad mineral ósea.

Es imprescindible restablecer el equilibrio del balance hormonal mediante la administración de las hormonas bio-idénticas.

Modulación Hormonal en la Mujer

Progesterona

La progesterona es la primera hormona en declinar. A partir de los 30 a 35 años de edad comienzan a disminuir los niveles sanguíneos de progesterona, aún cuando los ovarios siguen sintetizando estrógenos en cantidades normales. Esto genera un cuadro conocido actualmente como "dominancia estrogénica".
La pérdida de progesterona da origen a síntomas como irritabilidad, insomnio, depresión y una forma muy similar a los ataques de pánico.

La "dominancia estrogénica" se pone de manifiesto con síntomas conocidos como síndrome premenstrual, caracterizado por menstruaciones muy dolorosas y sangrado abundante. Estas mujeres suelen tener una historia de quistes de mama y/o quistes de ovario, fibromas uterinos y endometriosis.

La utilización de progesterona bio-idéntica, en las dosis y las vías de aplicación correctas, suelen mejorar la mayoría de los síntomas de los síntomas referidos y originados por la declinación de esta importante hormona.

Testosterona

Las mujeres sintetizan una pequeña cantidad de testosterona y esta hormona disminuye con la edad, dando lugar a síntomas como pérdida de la libido, disminución de la masa muscular y de la densidad mineral ósea, disminución de la energía, fatiga y pérdida de la sensación de bienestar.
La administración de testosterona bio-idéntica por vía percutánea o en forma de pellet proporciona importantes beneficios.

Andropausia

Es un estado fisiológico propio del hombre caracterizado por una declinación gradual de la testosterona. Es el equivalente a la menopausia femenina pero la diferencia esencial entre ambos sexos es que la pérdida de testosterona en el hombre es gradual mientras que la menopausia es abrupta.

Es difícil precisar cuándo comienza la andropausia pero a partir de los 35 años comienza a registrarse una leve disminución en la producción de testosterona. Esta declinación es de solo el 1% anual, por ello a los 45 años solo se ha perdido el 10% de los niveles de esta hormona.

Entre los 45 y 55 años comienzan a evidenciarse signos y síntomas relacionados con la andropausia:

-Pérdida del deseo sexual
-Dificultades en la erección
-Cambios emocionales y de conducta
-Irritabilidad
-Depresión
-Pérdida de confianza personal
-Pérdida de masa y fuerza muscular
-Incremento de la grasa corporal a nivel central y superior del cuerpo


ANDROPAUSIA Y RIESGO CARDIOVASCULAR ASOCIADO

Uno de los problemas más preocupantes de la andropausia es su indiscutible asociación con un incremento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y con el denominado síndrome metabólico:

-Hipertensión arterial
-Obesidad abdominal
-Disminución del colesterol HDL
-Incremento del colesterol LDL
-Aumento de los triglicéridos
-Estado protrombótico
-Insulino-resistencia
-Infarto de miocardio
-Accidente cerebrovascular


ANDROPAUSIA Y CÁNCER DE PRÓSTATA

Al igual que la mujer, el hombre también produce estrógenos y progesterona aunque en niveles muy inferiores. La declinación de progesterona comienza en forma temprana y, a medida que se produce la pérdida progresiva de testosterona, se genera un estado llamado "dominancia estrogénica". Como la próstata deriva del mismo tejido mesenquimático que el útero en las mujeres, el exceso relativo de estrógenos sería capaz de estimular la proliferación de células cancerosas.

Modulación Hormonal en el hombre

El reemplazo hormonal con testosterona bio-idéntica en forma percutánea o en forma de pellet, en la dosis correcta, promueve un significativo aumento de la libido y una notable mejoría en la función eréctil.

Está demostrado que la pérdida de testosterona, en el hombre, se asocia a un aumento de la mortalidad. Por tal motivo, el tratamiento de reemplazo hormonal con testosterona bio-idéntica tiene como finalidad principal bajar el riesgo de morbi-mortalidad. Ello se logra en base a la regulación del perfil lipídico, un aumento de la masa muscular y de la densidad mineral ósea y una disminución de la masa grasa, especialmente la grasa abdominal que es la más peligrosa.

También se percibe una mejoría en el estado de ánimo y una sensación de bienestar general.
La optimización de los niveles de colesterol y de los triglicéridos se traduce en una disminución del riesgo cardiovascular.

Calle Julián Hernández 29B

28043 Madrid

Tlfno: 622 934 965 

Solicita Información

Puedes consultar con nosotros llamándonos o enviándonos un Whatshapp al teléfono 622 934 965 

Los tratamientos que ofrecemos en esta web son orientativos

La atención es personalizada

Cada uno de nosotros somos únicos y necesitamos tratamientos que se adecuen a nuestra esencia y personalidad


Calle Julián Hernández 29B

2803 Madrid

Tlfno 622 934 965